Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.

¿Conoces Wallapop? Wallapop es una web que le da una vuelta de tuerca a los clásicos anuncios clasificados (Vibbo -antiguo segundamano-, milanuncios, etc), geolocalizándolos, esto es, tomando como partida su localización geográfica como principal valor de ordenación. Vamos, que lo primero que te sale en la búsqueda es lo que está más cerca de donde estés. Es una app española desarrollada en 2013 por tres emprendedores de Barcelona. Aparentemente es una idea sencilla que, como podemos ver en internet ha triunfado. Que hoy día significa que va bien. Seguro que has visto este anuncio en algún momento.

 

Pero que te parecería si te dijera que Wallapop ya lo habíamos inventado en Málaga. Pues obviamente sería muy inexacto e injusto. Pero no del todo una mentira. En 2012, durante un curso de programación unos compañeros: Borja, Luis, Roberto y yo desarrollamos como proyecto de fin de curso Shancla (Shared’n’Clasified), compartido y clasificado. Aunque la mayoría nos decían que el mundo de los anuncios clasificados en internet ya estaba muy copado y la competencia estaba muy bien posicionada (Milanuncios, Segundamano, Loquo, etc) nosotros aportábamos una novedad, por entonces en auge en España con  aplicaciones como Foursquare: la geolocalización. Pero no al final de la búsqueda, como un detalle del anuncio, sino como leit motiv de la aplicación web. La principal misión de nuestro proyecto era mostrar productos, servicios o favores que se demandaban u ofrecían en un área que el usuario elegía, no solo para crear mercados locales sino también con la intención de promover el trueque y el banco de favores.

Para ello el usuario se localizaba y veía en su entorno, categorizados, productos y servicios marcados en un mapa reconocible de Google Maps. Y disponía de una lista detallada en la parte izquierda de la pantalla. Podía navegar por los anuncios, hacer una búsqueda concreta o publicar un anuncio o servicio. 

El proyecto quedó en esto: un prototipo limitado que presentamos al final del curso al tribunal y que he rescatado e instalado en local para poder hacer este video:

Nosotros decidimos no continuar el proyecto, o mejor dicho, no lo decidimos simplemente no lo continuamos. Yo fui el primero que fui contratado y empecé a trabajar para una empresa, y luego los demás. Perdimos el contacto y el proyecto quedó olvidado en Bitbucket  ¿Si hubiéramos decidido apostar por él hubiéramos sido el actual Wallapop? ¿Un competidor? Nadie lo sabrá jamás.

Me permito contar esta batallita, para hacerme eco de la frase de D. Santiago Ramón y Cajal que sirve de título a esta entrada.

“Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.”

Y surgen en muchos sitios a la vez. Lo que marca la diferencia es atreverse a desarrollarlas.

¿Tienes una idea que consideras que podría ser inovadora? ¿Quieres abrir una tienda online? ¿Mostrar un servicio? Desde esta plataforma te ayudamos a desarrollar tu proyecto. Cuenta con nosotros para llevarlo a cabo, escríbenos y nos reunimos. Si te lo piensas mucho, otro triunfará con tu idea. 

Como broma te animo a que entres en Wallapuf, reúnen las conversaciones más divertidas de Wallapop. Puro surrealismo.

 

La imagen destacada está creada a partir de imágenes de stock  de Freepik

Fecha de publicación: 3 de abril de 2016 - Comentarios: 0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies