Sexo Anal

No, no es una metáfora, quiero hablar del coito anal.

El sexo anal es una práctica más dentro del juego sexual. A menudo el desconocimiento de esta práctica lleva a que intentarlo sea desagradable y doloroso. No es tal. Es una experiencia que bien hecha puede ser placentera no sólo para el que penetra, sino también para el hombre o la mujer penetrada. Y no está exenta de cierto morbo.

El ano y la primera parte del recto (o la última según se mire) están inervados en parte por los mismos nervios que los órganos sexuales, no sólo por una cuestión de proximidad, sino por la prosaica y nada romántica razón de que retener y expulsar las heces de una forma placentera es una ventaja evolutiva. Así que sentir placer en la estimulación del ano es normal y fisiológico. En el varón además se añade la existencia de la próstata que se puede palpar a través del recto. Es una glándula relacionada con la sexualidad que genera parte del contenido del semen y cuya estimulación, además de ser placentera, provoca una eyaculación que suele estar unida al orgasmo salvo para aquellos hombres que tienen la paciencia y fuerza de voluntad de practicar el tantrismo.

“El culo está diseñado para que salgan cosas y no para que entren” Es una frase que ha salido muchas veces en las conversaciones que he tenido al respecto. No es cierto, el ano tiene un esfínter no una válvula. Es un anillo de músculo cuya contracción y relajación es voluntaria. Cuando se abre, simplemente se abre, no se abre en un sentido y en otro no. La capacidad de distensión y la elasticidad del recto son más que suficientes para alojar un pene. De hecho habrás expulsado heces consistentes de un grosor mayor al pene medio europeo sin demasiado esfuerzo.

¿Por qué resulta doloroso entonces? Por una insuficiente lubricación y dilatación. Durante el acto sexual, el esfínter anal se relaja, en hombres y en mujeres. Pero no de una forma tan eficaz como la vagina. El ano no está lubricado, así que es imprescindible lubricarlo. La lubricación propia del pene no es suficiente, ni siquiera cuando esta lleno de la lubricación de la vagina si es el caso. Hay que añadir un lubricante. En la famosa escena de “Último Tango en Paris” (B. Bertolucci, 1972) el protagonista usa mantequilla. En fin, los aceites no son recomendables: son ácidos y pueden irritar el ano. Lo mejor es usar un lubricante de base acuosa. En sexshops (tanto lugares físicos como en Internet) y en farmacias hay cremas lubricantes hechas especialmente para ello. Estas son las más recomendables. Otro detalle a favor es que estos lubricantes de base acuosa, a diferencia de los de base oleosa (aceites, vaselina), no dañan los preservativos.

El sexo anal es la práctica sexual de mayor riesgo de contagio de enfermedades sexuales transmitidas por virus: SIDA, hepatitis… entre otras. Así que salvo quizás en relaciones estables y fieles en los que se conoce bien a la pareja, se debe realizar siempre con preservativo. Igualmente no se debe penetrar la vagina de nuevo, si fuera el caso, o la boca, sin haber limpiado el pene o cambiado el preservativo. La flora del ano es propia del ano y no debe entrar en contacto con la uretra femenina o la cistitis será más que probable.

Antes de realizar una penetración anal, la persona que va a ser penetrada debe estar excitada y relajada, se deben haber realizado los tan aconsejados juegos preliminares, etc. En este momento es cuando se puede lubricar la zona, no sólo el pene, y dilatar el ano introduciendo primero un dedo, después otro, etc. Despacio, con cariño y prestando atención no sólo a lo que diga tu pareja si no a su lenguaje corporal (si se tensa, si se crispan sus músculos, la expresión de su cara, etc.). Una vez dilatado y lubricado el ano, se puede introducir el pene. Con el mismo cuidado y cariño, pero con decisión. A partir de aquí, ya es una cuestión de que ambos sepan encontrar su ritmo.

En esta práctica el tamaño sí es importante, concretamente el grosor. Un ano no “iniciado” y un pene grueso suelen ser mala combinación. De ahí que la dilatación previa con los dedos sea importante.

Si durante la penetración se siente dolor se debe abandonar la practica. No hay que aguantar. Si duele se deja. Es una práctica que puede molestar algo, pero no debe doler. No es una cuestión de masoquismo o sadismo. El dolor avisa de que el ano se está distendiendo demasiado. Podría producirse una fisura o un desgarro en la pared. Exactamente igual que en la vagina si está contraída o no está lubricada adecuadamente.

En fin, repito: es una práctica más, que puede ser muy placentera para ambos si se hace sin brusquedades. Conviene desechar los tabúes que la rodean y, si apetece, probarla.

82 comentarios en “Sexo Anal”

  1. Tengo 52 años y desde muy joven me empecé a masturbas metiéndome objetos en el ano al principio queriendo saber que sentía una mujer cuando tenia el pene adentro pero me di cuenta q me excitaba y me gustaba y continúe haciéndolo; pero hace como 12 años sentí la necesidad de sentir un pene real de sentir q me acariciaran mientras me penetraran, tarde un tiempo en decidirme o mas bien en vencer mis temores pero tendré como 10 anos que tuve mi primer relación y es como un vicio si lo pruebas ya no lo quieres dejar, al principio sentí remordimientos lis cuales ya supere ahora ya lo acepte completamente y me gusta aunque no ha sido muy frecuente he tenido ya varias experiencias y he sentido dentro de mi ano y boca penes de diferentes tamaños y es una muuuy rica sensación que les recomiendo a quien no lo ha experimentado, debo aclarar que a mi no me gustan los hombres pero me encanta ser penetrado y me gusta vestirme de mujer porque eso me excita aun mas me gusta mucho verme con ropa y lencería de mujer y que el hombre que me vaya a coger me vea así.prefiero penes grandes

  2. Lalyta peña

    Bueno yo desde muy niño ,teniendo unos 10 años ,me encantaba introducirme objetos en mi ano..comence con cosas pequeñas lapices,zepillos d diente y poco a poco cada vez mas grande ,ahora soy n adura de 45 años y a veces me inteoduzco un platano grueso ,pomo de bebidas ,tengo un vibrador y tambien un pepino mediano.y frente a un espejo me veo como me entra y no demoro mucho en exitarme demasiado y se me viene rapido. Tambien una vez por semana ,me hospedo en un hotel en lima peru, y vestidita de mujercita, vienen mis amiguitos a visitarme,claro que cada uno en diferente horario y con cariño y amor me entrego a ellos,entregandoles mi colita y dejandome hacer lo que ellos deseen, y no pongo reparos al sentir como besan con desesperacion mis nalgas y en especial mi anito,el cual no demoro mucho y el exitarme demasiado se me abre como si fuera una vagina, es en ese momento que anhelo sentir ser penetrada y asi me entrego por completo hasta que el varon me tome en diferentes poses y termine eyaculando . Bueno casi todo el dia me quedo en el hotel recibiendo a mis amigos, que mas o menos llegan de ocho a diez varones educaditos y muy amorosos, ellos ya me conocen ,son señores separados ,viudos ,otros jovenes que desean experimentar,limpios ,higienicos ,hogareños .,tambien conozco señores de la tercera edad,que no tienen donde desfogar y que son olvidados por sus familiares,señores de 65 años a75 años,,y que a muchos de ellos se les erecta muy bien su pene y asi yo contenta de poder servirlos y ambos quedamos satisfechos y solo lo hago por placer. Para terminar ,recomiendo esta linda practica que es el sexo anal ,no se imaginan que rico y placentero se siente cuando uno tiene adentro un pene erecto y yo feliz cuando me estan penetrando ,tambien se me viene y eyaculo como una mujercita ,sin necesidad de masturbarme . Gracias por todo y recomiendo esta linda practica

  3. carlos enrique castillo

    Yo me meto pepinos de hasta 8 pulgadas de circunferencia, con crema a base de agua, y a veces son platanos de los gruesos que tienen circunferencia de 7 a 8 pulgadas, tambien otra especia de pepino que ha medido hasta 10 pulgadas de diametro, y de largo por lo regualar de 10 pulgadas, se siente estupendo se los aconsejo

  4. Yo también me encanta pero no he tenido el valor de decirle a alguien que me penetre solamente lo hago con un consolador de 6 pulgadas y si me entra todo de verdad lo disfruto mucho

  5. jbgarcia

    Tengo 73 años, tengo esposa, hijos y nietos, sin embargo desde hace 10 años me masturbo analmente usando un banana que es una variedad fuerte, me agrada introducirmelo, para lo cual lubrico mi ano y logro meter unos 20 centimetros y en un mete saca siento mucho placer, es un secreto que nadie sabe, a veces lo filmo y al verlo me desestreso.
    les aconsejo haganlo y sentiran mucho placer,

  6. Augusto Rivero

    Es cierto tengo 70 años no se me para pero me de penetrar por lo menos 3 vecea a la semana y he sentido mucho placer. Pienso el porque no lo habia hecho antes. Lo recomiendo.

  7. Quiero apirtar mi experiencia. Tengo 70 años y desde hace 10 años practico sexo con varios hombres. No soy afeminado y tambien tengo problemas de erección he probado de todo en consulta con el urologo. Lo ultimo es el Muse de aprodastilo. Que se introduce pir la uretra. Pero a veces no me funciona y ese dia tengo que dejarme penetrar.
    Con el diametro de mi esfinter practicamente lo fui adaptando con la practica de usar un pene de silicona. Y ya no me molesta y acepto cualquier grosor.
    Atro componente escencial es ir relajado a disfrutar ese momento. Obviamente es necesario el precalentamiento con tocamientos, y esrar bien excitado.
    Como siempre hacemos el sexo los mismo y no somos promiscuos sabemos no tener riesgos. No usamos condones pero seria lo ideal si no conoces a tu compañero.
    Cuando ya esta lo suficiente dilatado no hay problemas. Y la prostata disfruta el roce y friccion del pene, a veces me hace acabar sin tocarme o masturbarme.
    Disfruta del sexo anal, dilatalo lo suficiente y veras la gloria.
    Hasta otro comentario.

  8. Tengo 60 años…soy casado….ya no se me para como antes el pene y mucho menos se me mantiene duro. Me dejé penetrar por un amigo y no tuve problemas pese a que tiene un pene de tamaño inusualmente grueso y largo. Una vez a la semana desde hace 4 años me dejo con él….y no he tenido problemas de ninguna especie. Es importante relajarse antes y una buena lubricación….No soy afeminado y he podido ver que muchos varones de mi edad quieren probar….y no tiene nada de malo. Aconsejo dejarse…. Él agradecido porque la mujer no quiere saber nada de entregarselo y yo chocho con esta sensacion..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies