El año ha muerto, viva el año.

Estoy en un turno de noche algo inquieto. Hoy no duermen bien los padres. Uno de ellos ha muerto esta mañana, sera eso. Yo no duermo. No suelo hacerlo en mis guardias.

Me he dado cuenta de que mi última entrada fue en julio, y era una gilipollez. La última entrada interesante fue en abril. Y es que parece una tontería, pero no se me ocurre nada sobre lo que escribir. He rellenado este formulario varias veces para borrarlo sin más. Supongo que en el fondo la mayor parte del tiempo no tengo ganas de hablar en serio con nadie y eso se traduce en que tampoco tengo ganas de contar nada. Pero al final ha llegado un año más y la web, obediente al código que le programé, ha archivado lo escrito en 2007 y, como un buen amigo me ha hecho observar, ha abierto el 2008 y lo muestra vacío. Toca escribir algo para que no suceda un hecho tan lamentable. Y como soy así de original voy a hacer algo impresionantemente típico: voy a evaluar el 2007, que pa’eso curro con jesuitas.

Ha sido un año curioso el 2007. En él se han cumplido varios primeros aniversarios. El primer aniversario de mi primera sesión de retrato con modelo. En junio. Esta incipiente faceta mía de fotógrafo me ha permitido conocer gente muy interesante, y conocer otras formas de entender la vida. Definitivamente me ha hecho crecer mucho, y sospecho que aún me tiene reservada alguna sorpresa. Mi equipo fotográfico ha crecido y mejorado. Como mi cuenta corriente. Y es que también se ha cumplido un año de trabajo, a finales de julio. Éste año vendimos el ultimo bien “físico” que me unía al pasado, la casa de Nerja. Espero que le de alegrías al nuevo propietario. Ahora voy sólo por el placer de visitar el pueblo y a mi gente allí. Y aunque busqué estudio o apartamento ni el momento económico es el propicio ni he visto nada que me motive a pasar veinticinco o treinta años de mi vida pagándolo. Me quedo en mi piso de alquiler con mi hermano. Probaré arreglándolo, un poco. También ha hecho un año que me atreví a pagar por sexo, respetuoso y no explotador, pero de pago, lo que me ha abierto muchas posibilidades y me ha permitido conocer mujeres fascinantes. También hizo un año que >me extirparon la vesícula.

He vuelto a matricularme de Medicina, nada ha cambiado demasiado por allí. Voy cuando puedo, entre guardias. A las prácticas. Con más cara, y mejor fonendo. Ya no tengo tan idealizada la Medicina.

Sigo sin sentirme muy católico, pero he ganado algo más en respeto, aunque mi espíritu critico sigue intacto, incluso cínicamente fortalecido. Ha hecho 10 años de la muerte de mamá, y 5 de papá. Dos años de Isaac. Cinco de Marta. Mañana me tatúo de nuevo, si sale la cosa como está prevista. Esta vez para recordarme a mi mismo.

Han nacido “sobrinos” nuevos, los primeros hijos de los amigos más cercanos.

Me pasé a Apple. El ipod me pudo. Murió mi ipod, viva mi ipod touch. El MacBook Black desde el que escribo, con su MacOS X me ha cautivado. Sigo con mi sobremesa con su Windows Vista Ultimate, pero sobre todo uso éste. Con mi ipod, y a veces con mi MacBook, me aficioné a caminar por el paseo marítimo y a comer, o trabajar en alguna web, en alguno de los restaurantes del paseo.

Volví a Barcelona unos días en junio, de la mano de Marta. Estoy enamorado de Barcelona. Volveré a volver. Quien sabe si para quedarme, puede.

Me dejo cosas, ya actualizaré. Tengo visitas de padres insomnes a la enfermería.

No espero mucho del 2008, dejaré que me sorprenda. ¿Propósitos? Escribir una entrada semanal al menos.

Compártelo:
Fecha de publicación: 8 de enero de 2008 - Comentarios: 3.

3 comentarios en “El año ha muerto, viva el año.”

  1. Un año duro se fue, encadenandose con otros similares que quedaron atrás. Espero que lo que tenga que venir nos sorprenda, esta vez positivamente, para variar un poco.

  2. Miguel de Málaga

    Que conste que actualice antes de ver este comentario 😛

  3. hmm, once a week. yo sólo lo apunto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies