Pensamiento positivo: Deus ex machina

deus-ex-machina

Empecemos por aclarar qué significa esta expresión: Deus ex machina. Según la wikipedia  utilizado dentro de una historia, una serie de televisión por ejemplo o una película, significa que la trama es resuelta por un elemento externo que no sigue la lógica interna de la historia. Es decir cualquier acontecimiento impuesto por el guión para mantener una expectativa externa a él (comercial, fanática, estética, etc.) pero que rompe la coherencia del guión.

Por ejemplo, una parodia de este recurso,  y es un ejemplo que está en el mismo artículo de Wikipedia, el momento en la película “La vida de Brian” (“Life of Brian”, Terry Jones 1979)   en el que, huyendo Brian de los romanos se cae de una torre y lo recoge una nave espacial para luego estrellarse al pie de la torre y continuar la persecución.

Ejemplos de “Deus ex machina” podemos encontrar en cientos en películas, libros y series. Momentos en los que ocurre algo, más o menos carente de lógica e inesperado, que salva la situación para que los protagonistas tengan el buen final esperado.

Algunas personas actúan de esta forma en la vida real. Como si la vida fuera una película en la que no importa demasiado lo que pase, al final todo saldrá bien y algo sucederá para enmendar una situación límite, provocada en muchos casos por esta misma falta de consciencia. Los planes de dominación mundial del puto Mr. Wonderful. ¡Olvidaté! No te mereces nada. Tendremos aquello por lo que luchemos, y a veces ni eso. Así que cada uno encuentre la manera, la que sea, de salir adelante, por que nadie ni nada nos va a arreglar la vida.

Estas frases: “todo saldrá bien, “veras como al final se arregla todo”, “Dios aprieta pero no ahoga” no pueden estar en el vocabulario de una persona que sea consciente de la realidad que le rodea. No por que defienda una visión pesimista de la vida, ese es el otro extremo del mismo error. Sino porque ese tipo de pensamientos más que ayudar sirven para adormecer la razón y crear expectativas que no están basadas en evidencias. Las creencias sólo ayudan a que la situación empeore. En una situación crítica mucho mejor que acordarte de Dios es acordarte de MacGyver. Para la vida es mucho más útil leer revistas técnicas que libros sagrados.

Ante una situación crítica el pesimismo, el optimismo o la fe no cambian la ecuación. Vale el trabajo. Vale la observación. Vale el análisis. Vale el tener recursos que has conseguido en la vida precisamente no confiando en que las cosas se arreglan solas y sobre todo vale el tener claro que las cosas no ocurren “para hacerte mejor” o “para ponerte a prueba”. Simplemente ocurren. Nadie va a arreglarnos la vida en el último momento. No nos va a tocar la lotería.

Nadie va a venir a salvarte. Así que mueve el culo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies