Habemus Papam

Ratzinger, Benedicto XVI es el nuevo papa, el jefe de la Iglesia Católica.

El Espiritu Santo la ha cagado, o los cardenales no Le han escuchado. La jerarquía eclesial tenía la oportunidad de avanzar, de elegir a un hombre que siguiera la politica social de Juna Pablo II, y que avanzará algo, un poco al menos, en su doctrina moral. Pero en vez de ello, elige como Sumo Pontífice al Gran Inquisidor, al hombre que asegura que fuera de la Iglesia no hay Salvación, al enemigo de la Teología de la liberación, de la Educación Sexual, de la Ciencia. Veremos a ver qué tiene previsto este hombre, que debío desaparecer con el último papado.

Estamos de nuevo cerca de otra etapa de oscuridad en la Iglesia Católica. Aún hay quien me pregunta que por qué quiero apostatar: porque sabe Dios que no pertenezco a esta Iglesia anclada en el pasado.

El único consuelo es su edad. Que Dios lo tenga en Su Gloria… cuanto antes mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies