Las nuevas formas de participación política

Hoy he leído un artículo de Marta Hita en el blog de Elogia y, aunque el artículo trata de otra cosa distinta de la que quiero hablar, me ha hecho acordarme de una reflexión que daba vueltas en mi cabeza hace tiempo. No hemos perdido la capacidad de crítica, pero, en gran medida, hemos perdido la capacidad de compromiso. Tenemos un déficit de atención mayúsculo, nos cuesta focalizar. Si hay muchos clicks que hacer abandonamos.

imagen“Existen numerosas formas de participación política. La más estandarizada es el voto. A otros os vendrán a la mente alternativas de acción colectiva como las manifestaciones, o de asociacionismo como los partidos políticos y los sindicatos. Pero las vías no se agotan ahí, y mucho menos en el entorno digital, que ha contribuido a generar nuevas formas de participación en asuntos públicos.

Foto y texto del blog de elogia.

Llamadme clásico – mejor clásico que lo que me va a llamar alguno xD – pero el que de verdad quiera que las cosas cambien debe luchar por formar un partido político: entrar en las instituciones al menos con una persona (diputado, concejal, senador o lo que toque). Yo pienso que la lucha no está en la calle ni está en las redes. Que eso sólo son apoyos, pero no puede ser esa la lucha. Por que si es así, la batalla está perdida. Creo que a nuestra generación, y a las más jóvenes, no nos faltan las ganas de cambiar las cosas sino que nos falta la capacidad de compromiso de otras generaciones. Lo que significa formar un partido político, las generaciones que nos preceden tenían que hacerlo de forma clandestina y aún así lo hacían. Y jugar según las reglas para cambiar las reglas. Es algo que en el movimiento ecologista han comprendido bien y les funciona. Es algo que debieron comprender los movimientos surgidos en internet, pero no lo hicieron, es algo que debe comprender el movimiento “indignado”. Si ellos no nos representan, vamos a representarnos nosotros. Es mi punto de vista. Iríamos a votar con más ilusión. Con alternativas. El resto es humo: Se ve, crea alarma, pero se disipa.

Bien por el Partido Pirata, por UPyD, por EQUO y otros, con los que puedo estar de acuerdo o no, pero se han atrevido a tener ese compromiso, que no es tarea fácil. Mientras tanto otros se conforman con compromisos de baja intensidad como darle a un click, firmar algo o ir a una manifestación. O a una asamblea. Eso no puede bastar.

Termino con una historia de Nasrudin, pero no voy de gurú 😉

Muy tarde por la noche Nasrudin se encuentra dando vueltas alrededor de una farola, mirando hacia abajo. Pasa por allí un vecino.

– ¿Qué estás haciendo Nasrudín, has perdido alguna cosa?- le pregunta.

– Sí, estoy buscando mi llave.

El vecino se queda con él para ayudarle a buscar. Después de un rato, pasa una vecina.

-¿Qué estáis haciendo? – les pregunta.

– Estamos buscando la llave de Nasrudín. ?Ella también quiere ayudarlos y se pone a buscar.

Luego, otro vecino se une a ellos. Juntos buscan y buscan y buscan. Habiendo buscado durante un largo rato acaban por cansarse. Un vecino pregunta:

– Nasrudín, hemos buscado tu llave durante mucho tiempo, ¿estás seguro de haberla perdido en este lugar?

– No, dice Nasrudín

– ¿dónde la perdiste, pues?

– Allí, en mi casa.

– Entonces, ¿por qué la estamos buscando aquí?

– Pues porque aquí hay más luz y mi casa está muy oscura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies