Star Wars El Despertar de la Fuerza, la película que llevó a algunos fans al lado oscuro

spok-jedi-migueldemalaga

Spoilers ligeros. Me temo. Del tipo la peli está bien o mal.

Ya veo, leo, que muchos fanboys y fangirls de la fuerza han caído en el lado oscuro: el miedo a Disney les ha llevado a la ira por su comercialidad – crítica incomprensible en esta saga, pues Star Wars siempre ha sido muy de merchandising –  la ira les ha llevado al odio a la nueva película. Y el odio lleva al sufrimiento y bla, bla, bla. Ya avisaba Yoda. La de discusiones con poco sentido que he ocultado en el muro de Facebook.

Para algunos debe ser duro aceptar que la película, siendo como es, está perfectamente a la altura de la saga original – de hecho a grandes rasgos es la misma historia otra vez: el guión nunca fue el fuerte de estas películas – y es mejor que los tres primeros episodios (I, II, y III). Juntos. La calidad cinematográfica nunca fue el problema, ni la pretensión, de esta saga. Y aún así es una de las mejores sagas del cine para siempre.

Es duro, permíteme el símil fotográfico, como gastarte una pasta en cursos y libros técnicos de fotografía y en cámaras super caras y en estilismo y descubrir a un fotógrafo que se pasa todas las normas técnicas y formales por dónde le place, aún dominándolas o porque las domina, y fotografía su cotidianidad con una cámara estenopeica hecha con un bote de Cola-Cao y aún así sus fotos, y el mundo que crea con ellas, son las mejores que has visto nunca. Y mejores que las que harás jamás.  Porque su mundo llega muy dentro, habla directamente a tus emociones. Te hace arrancar las páginas sobre análisis técnico de la fotografía al más puro estilo “El club de los poetas muertos”. Yo conozco a ese tío.

¿Qué esta película no es un punto de inflexión brutal con una profundidad digna de la literatura rusa? Pues no. Pero funciona muy bien como relevo de lo que fue a lo que será. Yo personalmente disfruté de la nueva película como un crío, me sentí como cuando puse aquella cinta VHS – ¿o fué BETA?- con la Guerra de las Galaxias la primera vez. La segunda vez que la vea, y las demás, procuraré  fijarme en todos esos detalles que tanto han molestado. No. Ni de coña.

Prometen – o amenazan, depende del lado de la fuerza en el que hayas quedado 😉 – una peli cada dos años y serie y spin-off. Pues guay. A Star Trek no le ha ido tan mal con este sistema. Casi siempre xD. Sí, lo confieso, yo soy más de Federación de Planetas que de la república, pero me moriría de gusto viendo a un Jedi vulcaniano. Y si es un Sith, orgasmo.

Estas pelis hay que ir a verlas con el niño interior por delante, para hacerlo disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies